Querido público, ¡gracias por su apoyo!

Los organizadores de los EDOC agradecemos las expresiones de respaldo que hemos recibido, especialmente de quienes nos ofrecen su trabajo voluntario. Gracias a quienes nos proponen organizar una campaña de crowdfunding, gracias por su apoyo a los cineastas, a los amigos de festivales en México, Argentina, España, Estados Unidos y Suiza, y a las embajadas y centros culturales de países amigos que nos han ofrecido redoblar su ayuda. Gracias también al señor Ministro de Cultura y Patrimonio, quien ha ratificado su admiración por el festival y ha expresado su compromiso de ayudar a su financiamiento. Esperamos que sus palabras se plasmen en mecanismos concretos en los días que vienen.

Para mejor información del público, precisamos lo siguiente:

  1. Tanto el Ministerio de Cultura y Patrimonio como el Consejo Nacional de Cinematografía han sufrido recortes que les impiden contribuir al financiamiento del festival como lo han hecho en años anteriores. En otras entidades también ha habido recortes, pero menos drásticos. En el caso del Municipio del Distrito Metropolitano de Quito, la Secretaría de Cultura redujo su asignación en un 30%, proporcionalmente al recorte que sufrió en el presupuesto municipal. Otras entidades, como la Casa de la Cultura Ecuatoriana, redujeron su aporte a una contribución no monetaria.

  1. En el caso del Ministerio de Cultura y Patrimonio, sus autoridades nos ofrecieron canalizar un financiamiento a través de un crédito no reembolsable de FONCULTURA. Este mecanismo, distinto del Ministerio de Cultura y Patrimonio, fue creado por la Ley de Cultura de 1984 y supone requisitos inalcanzables para la generalidad de los gestores culturales. En concreto, FONCULTURA implica el requisito de una garantía hipotecaria y supone la postergación del festival varios meses para adecuarnos a su cronograma administrativo. La semana pasada le informamos por escrito al señor Ministro de Cultura y Patrimonio que esto no era viable porque no disponemos de bienes inmuebles para hipotecar y la complejidad organizativa del evento hace imposible su postergación. Los recursos de FONCULTURA son inaccesibles en esas condiciones y no está en nuestras manos cambiar esas reglas.

Todos sus comentarios y palabras de aliento nos motivan a seguir adelante.

Atentamente,

El equipo de los EDOC

Anuncios